El Conflicto de Cachemira se refiere a la disputa territorial entre India y Pakistán sobre la región de Cachemira(que junto con las regiones de Jammu y Ladakh forma parte del estado indio de Jammu y Cachemira, ubicado al extremo noroeste del subcontinente Indio), y entre India y la República Popular China sobre la región de Ladakh del mismo estado indio.

 Más allá de las tres guerras libradas por India y Pakistán en 1947, 1965 y 1999. 

Además de la variable política es ineludible destacar el aspecto geográfico de la región en cuestión ya que la región de Jammu y Cachemira es una de las más escarpadas del mundo por las cadenas montañosas de Pamir e Indu Kush que conectan directamente con el Himalaya como también la de Karakoram y Jir Panjal dónde las alturas rondan en los 28 mil pies (8.400 metros) lo que explica el aislamiento, incomunicación y diferencias culturales.

Debido a ser un territorio tan escarpado el recurso hídrico torna a la región importante por el control de los ríos: Indo, Jhelum, Chenab, Rabi,Sutlej y Beas. La dependencia económica agrícola de Pakistán genera la necesidad de contar con el recurso hídrico, indispensable para el desarrollo de su economía a pesar de los numerosos tratados firmados que garantizan el equilibrio del dominio hídrico en la región.

Generalmente cuando referenciamos a Cachemira se tiene en cuenta sólo el Valle de Cachemira, pero el conflicto incluye otras regiones no menos importantes, como la región del Poonch y el estado autónomo de Azhad Kashmir; las áreas del norte en Gilgit y Baltistán y la región budista de Ladakh.


Using Format